Sobre nosotros

Espiga es el nombre de una calle del centro de Milán donde se respira moda, elegancia y vanguardia. Esto es lo que sentí cuando fui por primera vez y me dije que si algún día iniciaba algún proyecto se llamaría así. 

Espiga nace de la pasión por los tejidos. De pequeña, con mi madre íbamos a Barcelona a comprarlos y la modista nos cosía los vestidos de la temporada. Era un ritual, me fascinaba.

Paso los veranos a la orilla del mar, en la Costa Brava, disfrutando de la familia y de los amigos. Son estos momentos maravillosos que forman parte de mi historia que me han inspirado a crear la primera línea de bolsos.

Seleccionamos tejidos y componentes de máxima calidad de proveedores nacionales y europeos, y confeccionamos cada creación de forma artesanal cuidando cada detalle.

Las artesanas que nos ayudan son de proximidad y trabajan muy cercanas a nosotros. Miramos el futuro potenciando lo más tradicional de la costura, produciendo de forma honesta y consciente para minimizar el impacto de nuestro entorno.

Deseamos que disfrutes de nuestras creaciones en los momentos y con las personas más especiales para ti.